Francisco Goycolea

Titulado de Gastronomía Internacional y Tradicional Chilena de Santo Tomás sede Iquique.

Francisco Goycolea

YO PUDE: Titulado de Gastronomía Internacional y Tradicional Chilena de Santo Tomás sede Iquique. Actualmente se desempeña como Chef Profesional en el destacado café y restaurant “Mojo” de la capital de Nueva Zelanda, Wellington.

Por Círculo de Egresados:

El éxito laboral que Francisco ha alcanzado se inició con una visita a la universidad Santo Tomás. En ese momento, según nos cuenta, tenía mucha incertidumbre para elegir su carrera profesional. Sin embargo, tras visitar las instalaciones de la institución, tomó una decisión que cambiaría totalmente su futuro.

“Fuimos para poder familiarizarnos con lo que era Santo Tomás. Para ser honesto, ninguna carrera me llamó la atención en principio. Cuando nos llevaron a la cocina de la carrera de Gastronomía, fue ahí cuando sentí que era lo mío. En ese entonces no tenía ni la más mínima idea de cocinar, ni siquiera sabía hacer un huevo”. 

“No hay día en el que no me arrepienta de haber estudiado Gastronomía. Se me abrió un mundo de posibilidades”.

 Al tiempo después era el momento de entrar a la Educación Superior y tenía que decidir la institución en la que estudiaría. Sin dudas, escogió el lugar en el que comenzó su sueño de ser un chef profesional, el CFT Santo Tomás. Junto a sus estudios, también comenzaba su vida laboral en un destacado restaurant.

“Elegí Santo Tomas por los beneficios que te entrega. Me gustó la malla curricular y la calidad de los profesores, que son chefs de alta categoría”.

Agradezco que para mí no fue tan difícil el proceso de aprendizaje, ya que empecé a trabajar desde el primer año de carrera en uno de los mejores restaurant de mi ciudad, lo que me ayudó mucho, ya que estaba poniendo en práctica todo lo que estaba aprendiendo”.

Tras titularse con mucho éxito, era el momento de cumplir su gran sueño de la juventud.

“Siempre quise salir de Chile y conocer otras culturas, lugares diferentes y, por sobre todo, poder hablar otro idioma. Quería conocer muchas cocinas para poder crecer como chef y también como persona”.

El costo emocional de vivir en el extranjero

Los beneficios son muchos, aprendí un nuevo idioma, he crecido mucho como profesional, y sobre todo como persona. Pero también existieron las consecuencias: en mi caso, tuve que alejarme de toda mi familia”.

 Tal como comenta, radicarse en Nueva Zelanda le trajo una serie de ventajas que hoy lo tienen en la cúspide del éxito.

Pero para llegar a la cima, tuvo que enfrentar un arduo camino laboral mientras estaba estudiando. Si bien su trabajo le entregaba enseñanzas y experiencias para su carrera, significó un importante esfuerzo adicional.

“Fue un proceso duro la mezcla de lo laboral y los estudios. Trabajaba hasta altas horas de la noche en el restaurant y estudiaba en las mañanas”.

“Al mismo tiempo, tenía el apoyo del CFT Santo Tomás y de todos los profesores, lo que me permitió tener un mejor desempeño en ambos lados”.

 Aunque asume que extraña mucho a su familia, a su país, su ciudad y amigos, sus proyecciones son quedarse en Nueva Zelanda.

Actualmente, comparte su vida con su novia neozelandesa y asegura que su país actual le encanta, tanto por su cultura, la gente y su geografía.

Además, en su trabajo es el chef profesional del café y restaurant “Mojo”, ubicado en la capital Wellington, lugar en el que debe cocinar para las 23 sucursales que tiene la cadena en esa ciudad.

Hace un par de semanas estuvo en Chile, después de cuatro años lejos de su familia, pero hoy su objetivo es superarse aún más y seguir creciendo en el extranjero.

Desde ese lugar, su consejo para los actuales egresados y alumnos de Santo Tomás es que aprovechen cada minuto e instancia en la educación superior.

“Aprendan todo. Tienen que aprovechar a sus profesores para tener el máximo de conocimientos y también todos los beneficios que ofrece la institución. Luchen por sus sueños y no los dejen ir, porque sí se cumplen; yo estoy cumpliendo el mío”.